×
Otros destinos ×

Cala Benirrás, ocasos mágicos y ritmo de tambores

Con apenas 150 metros de longitud, la playa de Benirrás (Benirràs en catalán) es una de las más frecuentadas y codiciadas del norte de Ibiza. Es famosa tanto por sus espectaculares puestas de sol como por la fiesta hippy que todos los domingos se celebra en este bonito territorio. Con la ventaja añadida de que está situado a apenas 10 minutos en coche desde las localidades de San Miguel y San Juan.

Estamos ante una hermosa y encantadora cala de arena gruesa, rodeada de colinas y piedras, que te brinda la posibilidad de tomar algo de perspectiva desde lo alto y vislumbrar un paisaje de ensueño frente al mar y a su célebre islote, conocido como “dedo de Dios” –aunque su nombre es Cap Bernat–. También en esta cala ibicenca, cuyo fondo marino es rocoso, las aguas son cristalinas y lucen un azul espectacular, por lo que es un espacio ideal para la práctica del esnórquel. Sin embargo, si te quieres dar un baño, lo ideal es que utilices sandalias de goma para evitar resbalones y caídas.

Cala Benirràs, el lugar para ver puestas de sol

La Cala Benirràs, uno de los destinos que hay que visitar en Ibiza, es muy apreciada por los propietarios de yates privados y barcos para atracar sus embarcaciones y disfrutar de la puesta de sol, ya que son célebres los ocasos en este pedacito de Ibiza. Una cita a la que los domingos de verano se suman más barcos todavía para contemplar el emblemático ritual neohippy de los tambores. Se trata de una experiencia única –y ya mítica– que se viene celebrando desde hace varios decenios.

atardecer en Benirrás

Atardecer en Benirrás.

El origen de la fiesta de los tambores de Benirrás ya es lejano. Al parecer, un grupo de hippies comenzó en los años 70, de forma espontánea, a celebrar con sonido de tambores la luz mágica que se proyectaba en la Cala Benirràs durante las puestas de sol y, desde entonces, se ha convertido en todo un rito de ritmos improvisados que pocos deciden perderse. Así que Benirrás, considerada también una de las mejores playas de Ibiza, es de esos sitios que los turistas se anotan en rojo como imprescindible en su escapada turística a la isla. Y si tú eres también de los que se apuntan a un bombardeo, consigue un tambor y súmate a la fiesta. Serás muy bienvenido. Porque aquí encontrarás visitantes que reaccionan de muy diferente forma ante el sonido de los timbales: los hay que participan del ritual, los que no paran de tomar fotos, los que bailan y los que, simplemente, observan el espectáculo con los ojos bien abiertos.

 

 

Tambores en Benirrás, un ritual de despedida al sol

Hay que decir que el sonido y la percusión de los tambores no cesa en toda la tarde. Y como son muchos los que participan en la fiesta, conviene recordar que el ruido de la percusión no es apto para todos los oídos y sensibilidades. Es una advertencia que va dirigida fundamentalmente a familias con niños muy pequeños, porque podrían asustarse.

tambores de Benirrás

Grupo de gente tocando los tambores en Benirrás.

Además, al tratarse de un espacio muy reducido, la playa de Benirràs se llena los domingos hasta los topes y es prácticamente imposible aparcar en los espacios habilitados. Hay dos opciones para no acabar desesperado en tu descubrimiento de la fiesta: o madrugar mucho y aprovechar para disfrutar de una jornada completa de playa o bien acudir en autobús.

Un ritual hippie antes del ocaso

paisaje Benirrás

Paisaje en Benirrás.

Debido a la demanda que tiene este singular ritual de ritmos tribales, durante el verano los tambores suenan, a veces, en noches que no son dominicales y su repiqueteo suele comenzar una hora o dos antes de la puesta de sol.

En la vecina Sant Joan de Labritja se instala varios días a la semana un típico mercadillo hippy, con puestos de moda adlib, accesorios, objetos de artesanía, etc., si bien en el chiringuito de la playa de Benirrás también podrás encontrar brazaletes, tobilleras y otras piezas hechas a mano.

Dónde comer en la Cala de Benirrás

Si deseas comer en Benirrás, tienes la opción de hacerlo en un chiringuito de la playa o en alguno de los restaurantes que miran al mar y que cuentan con una buena oferta gastronómica. Los más conocidos son el Restaurante 2000, el restaurante Elements y el Roca y Mar. Aquí podrás disfrutar de la comida típica de Ibiza y, también, si lo deseas, de una pizza preparada al horno.

puerto de Benirrás.

Barcos fondeados en las aguas de Benirrás.

Además, puedes optar por practicar senderismo por los bonitos caminos que regalan las montañas colindantes y disfrutar, al mismo tiempo, de una vista espectacular del entorno. Y es que la playa de Benirràs está rodeada de montañas y de grandes pinares verdes. También hay que decir que se pueden alquilar hamacas, sombrillas y patines o velomares.

 

 

Visitar la cueva de Can Marçà

cueva de can Marça

Rocas fluorescentes en la Cueva de Can Marça.

Muy cerca de la Cala Benirrás se halla la cueva de Can Marçà, un espacio subterráneo y espectacular, con vistas a la bahía del Puerto de San Miguel, que bien merece una visita. Hay una cascada, estalactitas y estalagmitas con formas sorprendentes, entre las que destaca el ‘Templo de Buda’. Unas cuevas que se han convertido en uno de los grandes atractivos turísticos de Ibiza y a las que se puede llegar también en autobús desde el Puerto de San Miguel (línea 37), Sant Antoni (línea 22) y Eivissa (línea 25A).

Información de interés

Cómo llegar a Benirrás:

  • En coche. Desde San Miguel o San Juan, sólo tienes que seguir las indicaciones de la carretera y, en apenas 10 minutos, llegarás hasta Cala Benirrás. Está muy bien señalizado. Hay dos aparcamientos gratuitos con capacidad para 400 vehículos. Recuerda que, desde junio hasta octubre, el aparcamiento cierra los domingos de 16 a 23 horas, porque se satura debido a que son muchas las personas que acuden a la playa para disfrutar de la fiesta de tambores. A cambio, se programa un servicio especial de autobuses desde el aparcamiento de Sa Plana con destino a la playa cada 15 minutos.
  • En autobús. Existe una línea de autobuses que conecta a diario Benirrás con San Antonio y Santa Eulalia.
  • En barco. Hay excursiones en barco que llegan hasta la Cala Benirrás y que parten de San Antonio, San Miguel o Portinatx.

Planes relacionados