×
Otros destinos ×

Qué ver en San Antonio, mucho más que un destino de fiesta

El municipio de Sant Antoni de PortmanySan Antonio Abad, en castellano― se extiende al noroeste de la isla, haciendo frontera con los municipios de San José, Ibiza y Santa Eulalia. Por su parte, su núcleo de población principal ―también llamado San Antonio Abad― se encuentra ubicado en la costa oeste, al abrigo de la bahía de San Antonio; y representa uno de los centros turísticos más importantes de la isla. Desde los años setenta del pasado siglo, numerosos bares y macrodiscotecas hicieron crecer la proyección internacional de esta pequeña ciudad costera.

Por este motivo, cada año al llegar el verano, San Antonio Abad se llena sobre todo de jóvenes turistas procedentes de todos los rincones de Europa. Ahora bien, merece la pena dejar claro que el municipio de San Antonio Abad es mucho más que un destino de fiesta. A lo largo y ancho de su territorio encontraremos la posibilidad de emprender numerosos deportes acuáticos, visitar cuevas con arte rupestre en su interior, sumergirnos en playas y calas de ensueño, o admirar la conservación intacta de antiguas iglesias y faros. Para demostrártelo te invitamos a seguir leyendo.

 

 

Lo que puedes ver y hacer en Sant Antoni de Portmany

Resulta común que Sant Antoni de Portmany sea identificado tan sólo con su capital municipal. Precisamente por esto, os vamos a contar algunos de los mejores atractivos que el municipio esconde.

Playa de San Antonio, Ibiza

Playa de San Antonio, Ibiza

Aquarium Cap Blanc

También conocida como “sa Cova de ses Llagostes”, por ser en origen un vivero de langostas, esta cueva situada a tan sólo un par de kilómetros al norte del pueblo de San Antonio se convirtió en acuario en 1989. Hoy en día, nos ofrece un recorrido fabuloso por algunas de las especies más representativas del mediterráneo ibicenco. Además, todos los fines de semana organiza las llamadas “sardinadas”, una degustación de sardinas asadas y ensalada payesa con vistas al mar.

Cova de Ses Fontanelles

Continuando la línea costera en dirección norte, nos terminamos encontrando con la Cova de Ses Fontenelles, la cueva donde el arqueólogo francés Henri Breuil halló pinturas rupestres en 1917. También conocida como la Cueva del Vino, por servir antaño como bodega rústica, sus paredes conservan trazos procedentes de la época púnica. Por otro lado, durante la excursión para llegar a ella disfrutaremos de vistas inmejorables de la bahía de San Antonio y, a lo lejos, de los 11 islotes de Poniente.

Tres pueblos con encanto ibicenco

Por su parte, el interior de la isla (y en concreto del municipio de Sant Antoni), nos ofrece la visita a diversos pueblos de gran tipismo. Veamos sólo tres:

Sant Rafael de Sa Creu

al sur del municipio, haciendo frontera con el de Ibiza, encontramos este tranquilo pueblo, considerado por muchos como uno de los primeros asentamientos poblacionales de la isla. Merece la pena visitar tanto su iglesia como su mercadillo artesanal cada jueves.

San Mateo de Albarca

sant mateo de Albarca

Iglesia de San Mateo.

algo más al norte encontramos el pueblo de San Mateo, repleto de pequeñas bodegas familiares donde realizar una cata. Sa Cova y Bodegas Can Maymó son sólo dos sugerencias. 

Santa Agnés de Corona

aún más al norte, entre campos de almendros, encontramos el pueblo de Santa Inés. Merece la pena destacar la ruta senderista que parte desde aquí y que nos lleva directos hasta el mirador de Las Puertas del Cielo, con vistas impresionantes del mar y de sus acantilados.

Lo que te espera en la ciudad de San Antonio

Ahora sí, veamos algunos de los grandes atractivos que nos depara la ciudad de San Antonio Abad.

Iglesia de San Antonio y faro de Coves Blanques

Antes de zambullirnos en el ambiente festivo que caracteriza a San Antonio Abad, ¿qué tal si visitamos su patrimonio? Una buena excusa para visitar su casco antiguo puede ser, por ejemplo, la iglesia de San Antonio, un templo-fortaleza fundado en 1385 a fin de combatir las habituales incursiones piratas de entonces. Por su parte, otro de los grandes reclamos turísticos dentro de la ciudad lo encontramos en el faro de Coves Blanques, construido a finales del siglo XIX muy cerca del actual paseo marítimo. En la actualidad, su interior hace las veces de sala de exposiciones.

De fiesta por Sant Antoni de Portmany

Como no podía ser de otra forma, la fiesta en Sant Antoni de Portmany se celebra de mil y una maneras. Existen multitud de empresas que realizan boat parties ―esto es, fiestas a bordo de un barco―. Asimismo, el precio de estas “excursiones” suele incluir la entrada nocturna a alguna de las grandes discotecas que pueblan la zona. Algunas de las más famosas son Edén y Es Paradís, situadas en el interior de la ciudad. También las famosas Amnesia Ibiza y Privilege Ibiza, situadas a tan sólo 15 minutos en coche del centro.

Fiesta en San Antonio, Ibiza.

La noche es joven…

Por su parte, merece la pena destacar la zona conocida como el West End de San Antonio, situada en pleno casco antiguo. Esta encrucijada de calles peatonales se convierte en un auténtico hervidero de turistas ―sobre todo británicos― al caer la noche. La encontraremos llena de bares, pubs y pequeñas discotecas, con precios económicos y mucho, mucho movimiento.

Y si lo que buscamos es comenzar la fiesta cuando el sol todavía luce, entonces os invitamos a recorrer el Sunset Strip, una sección del florido paseo marítimo en la que se aglomeran algunos de los bares más legendarios de Sant Antoni. Nos referimos, por ejemplo, a lugares como Café Mambo y Café del Mar, famosos por celebrar inolvidables sesiones de chill-out, y por las espectaculares vistas del atardecer ibicenco que nos regalan sus terrazas.

Restaurantes en San Antonio de Ibiza

La gastronomía es otro de los grandes pilares que sustentan el éxito de esta ciudad costera. En el paseo marítimo, por ejemplo, se aglomeran cantidad de restaurantes y bares con muy diferentes cartas. Villa Mercedes, por ejemplo, nos ofrece actuaciones musicales en directo y cocina de fusión mediterránea en una antigua casa con vistas al puerto de San Antonio. Los restaurantes Mint Lounge Bar, Fresh Ibiza y Savannah, situados todos ellos en el mencionado Sunset Strip, también nos permiten cenar mientras contemplamos el espectacular atardecer de Ibiza.

En el casco antiguo de Sant Antoni encontramos otras propuestas interesantes como, por ejemplo, el Rincón de Pepe, especializado en el formato tapa; o el restaurante Es Ventall, enfocado en los productos de la huerta local y en su preparación exclusiva en horno de leña.

La bahía de San Antonio y sus bonitas calas

No podíamos olvidarnos de las playas y calas que atesora la costa oeste de Ibiza, y en concreto el litoral de San Antonio. Veamos sólo algunas:

 

 

Playa de S’Arenal (o playa de San Antonio)

Esta es la playa principal de Sant Antoni de Portmany y una de las pocas playas urbanas que posee Ibiza. Sin contar con un atractivo especial, la playa de S’Arenal posee una serie de ventajas insuperables: es accesible a todos los públicos y cuenta con todo el equipamiento básico, no hay que coger transporte para llegar a ella, y su arenal permite la contratación de un amplio abanico de actividades acuáticas ―surf, windsurf, buceo y motos de agua―.

Playa de S´Arenal

Playa de S´Arenal

Playa de Cala Gració y cala Gracioneta

Al norte de la ciudad de Sant Antoni de Portmany encontramos dos pequeñas calas con mucho encanto. Aunque la zona dispone de aparcamiento, merece la pena dar un paseo y llegar a ambas andando. Cala Gració es el destino perfecto para aquellas familias con niños. Asimismo, su vecina cala Gracioneta, hogar del famoso restaurante El Chiringuito, es un enclave único a la hora de practicar nudismo.

Cala Gració.

La fantástica Cala Gració.

Cala Salada y cala Saladeta

Finalmente, si continuamos nuestro recorrido costero en dirección norte llegamos a estas dos calas solitarias de aguas prístinas y arenas doradas. De difícil acceso, la pequeña ensenada que las cobija suele ser un destino habitual de las excursiones en barco que parten diariamente desde Sant Antoni de Portmany. Además, muy cerca se puede visitar Punta Galera, una estrecha lengua de roca lisa que se adentra en el mar, permitiendo a los bañistas realizar pequeños saltos. Es, también, un lugar excepcional para la práctica del nudismo.

Cala Saladeta

Cala Saladeta, playa virgen.

Información de interés

Cómo llegar a San Antonio Abad:

  • En autobús. Líneas 3 (desde Ibiza), 8 (desde Ibiza y San José), 9 (desde el aeropuerto y San José) y 19 (desde Santa Eulalia).
  • En coche. Tomar la carretera C-731 en dirección Sant Antoni de Portmany.

Planes relacionados