×
Otros destinos ×

Alrededores de Cáceres

Los alrededores de Cáceres están conformados por un mosaico de atractivos turísticos prácticamente irresistible. Desde las altas montañas del norte de la provincia hasta las dehesas del sur. Y desde localidades con tanta historia y espiritualidad como Guadalupe hasta la autenticidad y sabor de valles agrícolas como La Vera o El Jerte.

Para conocer los alrededores de Cáceres se puede comenzar en el santuario de la Virgen de la Montaña, construido en el siglo XVIII para custodiar la imagen de la patrona de la ciudad. Pero por lo que merece la pena subir hasta aquí es para observar la ciudad, allá abajo, en toda su dimensión y armonía.

Hacia el norte, a algo más de una hora de carretera, se encuentran Las Hurdes, una comarca afectada, hasta no hace tanto, por un secular aislamiento. Por fortuna, esto ha cambiado y hoy se puede decir que Las Hurdes supone uno de los entornos naturales, etnográficos y rurales más auténticos y recomendables de Cáceres.

Continuando con esta ruta por los alrededores de Cáceres, a unos 60 kilómetros de Las Hurdes, está Plasencia, una de las localidades más monumentales de la provincia. En este capítulo destacan sus dos catedrales (Nueva, de estilo gótico, y Vieja, románica), las murallas, el antiguo convento de Santo Domingo y el palacio de Mirabel.

Plasencia es la puerta de entrada al Valle del Jerte, que cada primavera se cubre de blanco gracias a la floración de sus miles de cerezos. A ello hay que sumar el atractivo de pueblos con calles empedradas, gargantas (regadas por el agua del deshielo de la sierra de Gredos) y una gastronomía suculenta e irresistible.

Valores similares a los de la vecina comarca de la Vera, a la que está unido el Jerte a través del pueblo de Piornal, el más alto de Extremadura. Pero a los encantos del Valle del Jerte, La Vera suma el capítulo de lo histórico.

Así, en el monasterio de Yuste terminó sus días, por decisión propia, el emperador Carlos V. Se entiende perfectamente la elección realizada por el monarca al visitar el armónico entorno en el que se sitúa este monumento religioso y palaciego.

No menos historia alberga la cercana Jarandilla de la Vera, con su muralla medieval y sus palacios. En uno de ellos, el castillo de los Condes de Oropesa, residió el propio emperador durante las obras de construcción de su residencia en Yuste.

Y continuando con la ruta por los alrededores de Cáceres también merecen mencionarse localidades veratas, como Jaraíz, considerada como la Capital del Pimentón; Cuacos de Yuste y Garganta de la Olla, que preservan buena parte de su urbanismo medieval; Losar, Madrigal y Aldeanueva de la Vera, entre otras muchas.

Si hablamos de Historia, sin duda la localidad extremeña más relevante es Mérida, situada a algo menos de una hora de Cáceres, siguiendo la histórica Vía de la Plata, ya en la provincia de Badajoz.

La romana Augusta Emerita se fundó en el año 25 antes de nuestra era y alcanzó un gran esplendor durante el periodo en que fue capital de la provincia de Lusitania. De aquel entonces preserva lugares como el Teatro Romano, el Anfiteatrro, el templo de Diana (reconvertido, en parte, en un bellísimo palacio renacentista), el arco de Trajano y el puente sobre el Guadiana, entre otros muchos e importantísimos vestigios.

Planes relacionados