×
Otros destinos ×

Alrededores de Málaga

Si tenéis prevista una escapada para conocer mejor la provincia de Málaga, vais a tener donde elegir. La región bañada por el Mediterráneo posee innumerables atractivos, ya sea en los 160 kilómetros de litoral de la llamada Costa del Sol o en sus “pueblos blancos” y sierras del interior. Cuevas prehistóricas, senderos al filo de un abismo, pueblecitos de origen árabe, preciosas playas, puertos llenos de glamour…acompáñanos en este breve recorrido por los imprescindibles de la provincia de Málaga.

Comenzamos por la que quizá sea la atracción más visitada de los alrededores de Málaga, el Caminito del Rey, ubicado a unos 60 kilómetros al noroeste. Alucinarás con este estrecho sendero –un antiguo camino de mantenimiento de una central hidroeléctrica- de pasarelas colgadas sobre el Desfiladero de los Gaitanes, a más de 100 metros de altitud sobre el río Guadalhorce, que ha acaparado varios premios de turismo desde su apertura en 2015.

En la punta este de la región, es un must visitar la Cueva de Nerja y el pueblo blanco de Frigiliana. La primera, descubierta en los años 50 y clasificada como Bien de Interés Cultural, es una de las cuevas prehistóricas más espectaculares de España, con pinturas rupestres entre las que figura una de focas que podría ser la más antigua de la Humanidad. El cercano pueblo de Frigiliana, con sus bonitas calles encaladas y uno de los cascos históricos de época árabe mejor conservados de la provincia, suele estar en las listas de pueblos más bonitos de España.

Al oeste de Málaga ciudad, no podemos perdernos localidades turísticas costeras como Torremolinos, todo un clásico entre los destinos vacacionales, y Marbella, especialmente conocida por el lujo y el glamour de Puerto Banús, que merece la pena para pasear entre yates, coches caros y millonarios excéntricos. En el interior, a apenas 30 kilómetros de Málaga, encontramos Mijas, uno de los “pueblos blancos” más auténticos y pintorescos de la región. Se trata de un estrecho laberinto de callecitas empedradas y fachadas blancas que, además, podemos recorrer en burro gracias al burro-taxi, un clásico de la localidad. Es imprescindible subir a la Ermita de Virgen de la Peña, que fue excavada en la roca en el siglo XVII, y al Mirador del Compás.

A unos 40 kilómetros al norte de Málaga, el surrealista paraje natural del Torcal de Antequera, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se extiende a lo largo y ancho de 1.100 hectáreas como una obra de arte de la naturaleza. Por sus múltiples rutas descubriremos un buen ejemplo de paisaje kárstico, en el que la erosión ha ido dando “esculpiendo” durante milenios curiosas formas en sus rocas calizas.

Y el destino más lejano, aunque sin duda entre los más importantes de la región, lo encontramos en el extremo oeste de la provincia, a 100 kilómetros de Málaga. No podéis perderos Ronda, la “ciudad soñada” de la que se enamoró en 1912 el poeta Rainer Maria Rilke. Elevada como una atalaya sobre un promontorio atravesado por el Tajo de Ronda, como se llama al desfiladero del río Guadalevín, esta vieja ciudad es famosa por su elegante plaza de toros –la más antigua de España-, los vestigios de época árabe de su centro histórico y, sobre todo, por el vertiginoso Puente Nuevo que cruza el desfiladero, símbolo de Ronda. En las cercanías, una opción interesante es descubrir las rutas senderistas de la Serranía de Ronda, con parques naturales de gran belleza como el de Los Alcornocales, la Sierra de Grazalema y la Sierra de las Nieves.

Planes relacionados