×
Otros destinos ×

Madrid y Alrededores

A pesar de todo lo que tiene para ofrecer la ciudad de Madrid, conviene no perder de vista el extensísimo patrimonio histórico-artístico que la rodea. Frente a la alargada sombra de la España vacía, ese fenómeno de nuestro tiempo que amenaza al mundo rural con la despoblación silenciosa, es importante recordar los tesoros que esconde la tierra. Huellas y legados aún presentes que, en forma de arquitectura y paisaje, arte y cultura, nos permiten rescatar un pedazo de la historia de Madrid.

Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la red de trenes históricos que la Comunidad de Madrid pone a disposición de madrileños y turistas desde hace años. Una excusa perfecta para explorar lugares interesantes de todos los puntos cardinales de la región. Por ejemplo, el Tren de Cervantes —cuya tripulación se presenta ataviada con trajes del Siglo de Oro— se encarga de llevarnos a la histórica ciudad de Alcalá de Henares (lugar natal, entre otros, del autor del Quijote). Reconocida en 1998 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, dicho título se lo debe a su Universidad Cisneriana, una de las primeras en toda España, y cuya visita queda incluida en la compra del trayecto. Y es que Alcalá respira ambiente medieval en cada calle y en cada esquina, siendo muy recomendable el largo tramo aún en pie de su antigua muralla; o su Plaza de Cervantes (del siglo XII), sede habitual de grandes eventos anuales en la ciudad, como el mercado medieval o el mercadillo navideño.

No hay tiempo que perder porque otro tren, el conocido como Ferrocarril de la Fresa, está a punto de abandonar la Estación de Príncipe Pío. Esta vez viaja en dirección sur, hacia otra joya de las afueras: el Real Sitio y Villa de Aranjuez. Y es que el trayecto está inspirado en la que fuera segunda línea férrea construida en la Península, cuya finalidad inicial no eran tanto los pasajeros como el transporte de los productos de la huerta —fresas y espárragos principalmente—. Pero Aranjuez es mucho más que la antigua despensa de la capital, es también la ciudad que Felipe II eligió como solar de su más preciada residencia estival: el Palacio Real de Aranjuez. Precisamente este espectacular monumento, hoy abierto al público, le valió a la villa en 2001 el reconocimiento por parte de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Y es que la belleza del complejo en cuestión se ve potenciada por sus jardines, utilizados en su momento como coto de caza por los reyes, y hoy abiertos a la visita del público.

El Tren de Felipe II, también desde Príncipe Pío, es el que se encarga de llevarnos al que fuera en su momento el edificio más grande de Europa: el Monasterio de San Lorenzo del Escorial. Mandado construir por dicho monarca allá por el siglo XVI como su residencia permanente, su emplazamiento fue el de una pequeña aldea serrana ubicada en las faldas del monte Abantos. Es precisamente este último el que acoge la famosa Silla de Felipe II, mirador sin igual desde el que contemplar el enorme complejo palaciego y el bello pueblo en el que hoy se inscribe.

El Tren de vapor de Arganda, que pita más que anda, o el Tren de la Naturaleza, cuyo recorrido nos muestra los paisajes montañosos de la Sierra de Guadarrama, completan estas rutas en ferrocarril, cuya realización es sólo un medio (de muchos) para acercarnos a las afueras más históricas de la capital.

Información de Interés

Cómo llegar:

  1. Alcalá de Henares:
  • En coche: a través de la A-2 y la autopista de peaje R2.
  • En autobús: desde Avda. de América, tomar línea 223, 227, 229; o línea nocturna N202.
  • En tren: línea C2 desde Chamartín; o línea C7 desde Fuente de la Mora.
  1. Aranjuez:
  • En coche: coger autovía A-4 y tomar la salida 47.
  • En autobús: línea 423 (desde estación Méndez Álvaro) o línea 429 (desde Plaza de Legazpi).
  • En tren: línea C-3 desde estaciones de Chamartín, Sol y Atocha.
  1. San Lorenzo de El Escorial:
  • En coche: tanto por la A-VI hasta las Rozas y luego tomando el desvío a la M-505; como por la A-VI y luego tomando el desvío a la M-600.
  • En autobús: líneas 661 y 664 desde Intercambiador de Moncloa.
  • En tren: línea C8A desde Estación de Chamartín (cada hora).

Planes relacionados