×
Otros destinos ×

Cueva de Lagomar en Lanzarote, un escenario esculpido por la propia naturaleza

Esta propiedad privada lanzaroteña destaca por su gran atractivo arquitectónico y natural. Situada en el pueblo de Nazaret, en el municipio de Teguise, llama la atención por el singular escenario en el que se encuentra, una antigua cantera volcánica, y por la utilización de la propia lava como material constructivo. Lagomar es, por tanto, un conjunto único cuya arquitectura queda absolutamente condicionada por el capricho de la naturaleza, ya que los actuales túneles, recovecos y terrazas fueron originados en su momento por el avance de la lava en plena erupción volcánica. En este sentido, la creatividad del humano constituye tan solo un ingrediente más en una obra esculpida por la naturaleza.

Los arquitectos que dejaron su impronta en el Lagomar

El proyecto arquitectónico de Lagomar proviene de un encargo realizado por el británico Sam Benady, quien deseaba construir su vivienda en este insólito paraje. Así pues, Benady confiaría la concepción del edificio al artista más famoso de Lanzarote, César Manrique, aunque buena parte de la ejecución final corrió a cargo de Jesús Soto. Las colaboraciones entre Manrique y Soto no se produjeron exclusivamente en el proyecto de Lagomar, sino que juntos contribuyeron a la creación de algunos de los monumentos más icónicos de la isla, como, por ejemplo, el Jardín de Cactus o el Mirador del Río.

Lagomar entrada

Entrada a la cueva de Lagomar

Lagomar refleja perfectamente el espíritu de César Manrique, un artista que siempre buscó alcanzar la plena integración entre arte y naturaleza. Se trata de un binomio presente en toda su obra y, de hecho, obtendría por su legado arquitectónico y por la defensa de los valores medioambientales de Lanzarote el Premio Europa Nostra (1985), así como el Premio Mundial de Ecología y Turismo (1987).

Una de las anécdotas más curiosas de Lagomar se produjo en los años ochenta, cuando el actor egipcio Omar Sharif llegó a la isla para rodar la película La isla misteriosa y el Capitán Nemo, inspirada en la obra de Julio Verne. Se cuenta que tras descubrir la vivienda de Sam Benady, quedó enamorado y la compró. También se dice (si bien esta parte de la historia podría ser perfectamente una fabulación) que Benady, sabiendo que el egipcio era un gran aficionado al bridge, le retó a jugar una partida, y que en ella apostaron la casa. Así habría recuperado la vivienda Benady al poco tiempo de su venta. Sea cierta esta historia o tan solo una leyenda local, el caso es que en el museo del Lagomar hay fotografías que muestran a ambos protagonistas jugando a las cartas. En cualquier caso, actualmente es común encontrar lanzaroteños que siguen llamando a la propiedad “casa de Omar Sharif”.

Lagomar arquitectura

Detalles arquitectónicos en Lagomar

Ya en 1989, la vivienda fue comprada por los arquitectos Dominik von Boettinger y Beatriz Van Hoff, quienes le dieron su imagen definitiva. De un modo muy inteligente, ambos arquitectos realizaron un esfuerzo por comprender las tradiciones constructivas de la isla y decidieron trabajar sobre el edificio de una manera respetuosa con la arquitectura vernácula. El resultado en efecto conecta con la estética de otras obras célebres de Lanzarote, y sorprende por su estructura en apariencia desordenada, con miradores, pequeñas plazas y túneles que parecen surgir de la nada, casi de forma improvisada.

Se trata de un espacio que invita a la relajación y que destaca por su belleza. Se dan cita en el mismo algunos de los colores asociados en el imaginario colectivo a Lanzarote. Por supuesto, los tonos ocres de la cantera son los que resaltan con más fuerza, pero también el blanco de los elementos constructivos. De esta forma, se distingue claramente la huella de la naturaleza y la impronta del ser humano. Asimismo, el pequeño lago central adquiere un gran protagonismo con su agua azul turquesa, al igual que el verde de las palmeras y los cactus, elementos vegetales muy significativos en la isla.

Este impactante escenario cuenta, además, con vistas al océano Atlántico y permite disfrutar de la orografía volcánica de Lanzarote. Por ello, no es de extrañar que haya acogido importantes filmaciones y sesiones fotográficas, siento utilizado también con frecuencia para albergar todo tipo de eventos festivos.

El bar y el restaurante del Lagomar

Vista general de Lagomar

Vista general de Lagomar

El restaurante del Lagomar es un espacio íntimo y agradable para deleitarse con una cena especial. Su carta presenta platos mediterráneos y propuestas internacionales a base de productos frescos, pudiendo apreciarse en sus elaboraciones ciertos matices canarios. Del mismo modo, dispone de una interesante carta de vinos de la tierra. Su terraza es perfecta para cenar junto al lago, aunque el comedor interno –con dos alturas– ofrece también estupendas vistas al conjunto arquitectónico y natural, ya que posee amplias cristaleras. Pese a tratarse de un comedor pequeño, resulta encantador.

Después de cenar, los viajeros pueden concluir una noche mágica tomando una copa en el bar La Cueva, un local que llama la atención por congregar a una clientela con edades muy diversas y por ofrecer diferentes géneros musicales, entre ellos, música electrónica, chill out o house. Su original distribución —posee pequeños ambientes con bancos donde sentarse a conversar— y la belleza del conjunto arquitectónico lo han convertido en un refugio de músicos y artistas bohemios, erigiéndose en una fuente de inspiración para muchos de ellos.

Finalmente, debes saber que Lagomar cuenta con una galería de arte en la que se organizan exposiciones. Puedes consultar aquí su agenda cultural. ¡No te marches de Lanzarote sin visitar uno de los espacios más mágicos del patrimonio insular!

Preguntas frecuentes

¿Cómo llegar a la Casa-Museo de Lagomar?

La casa-museo Lagomar se encuentra a 15 minutos en automóvil de la capital de Lanzarote, Arrecife. Debes salir de Arrecife por la carretera LZ-1 y tomar la LZ-10 a la altura de Tahíche. Ya en Nazaret, debes girar a la derecha por calle Las Perdices, ya que Lagomar se encuentra al final de la misma.

¿Qué horario de visita tiene la Casa-Museo de Lagomar?

El horario de visita de la Casa-Museo de Lagomar es de 10:00h a 18:00h.

¿Qué horario tiene el restaurante de Lagomar?

El restaurante y el bar la Cueva abren de martes a domingo, de 18:00 a 23:00h.

¿Cuánto cuesta la entrada a la Casa-Museo de Lagomar?

"Precio para adultos: 6 €
Niños: 2 €
Residentes canarios: 4 €
Residentes en Lanzarote: 2 €"

Planes cercanos

Planes relacionados