×
Otros destinos ×

Los Hervideros de Lanzarote, un paraje esculpido por la lava y el mar

La costa suroeste de Lanzarote concentra algunos atractivos turísticos que deben ser visitados por su potencial paisajístico. Es el caso de Los Hervideros, unas impresionantes grutas donde penetra el agua del Atlántico, pero también el de las Salinas de Janubio, La Laguna Verde o Los Charcones. A continuación, te damos todas las claves para que aproveches al máximo tu recorrido por esta franja costera de la isla.

¿Qué son exactamente Los Hervideros de Lanzarote?

Los Hervideros conforman un paraje realmente extraordinario, pues son el resultado del contacto de la lava expulsada por los volcanes del Parque Nacional de Timanfaya, entre 1730 y 1736, con el océano Atlántico. Estas potentes erupciones sepultaron por completo un total de diez pueblos, quedando rápidamente solidificada su lava al encontrarse con el mar. Las caprichosas formas que tienen las rocas en la actualidad se deben a esta acelerada solidificación, aunque también ha influido en ello la continua erosión de las olas.

A medio camino entre las Salinas de Janubio y la localidad costera de El Golfo, Los Hervideros permiten admirar las reiteradas embestidas del mar y presenciar cómo el agua rebota contra las rocas generando una nube que por momentos queda suspendida en el aire. En otras palabras, el agua del mar parece que estuviera hirviendo; de ahí su descriptiva denominación. Asimismo, el agua ingresa en las cavidades abiertas por el avance imparable de la lava y, siempre que la fuerza de las olas sea suficiente, emerge con potencia por los aliviaderos, es decir, por las aberturas que se hallan repartidas en la superficie del risco.

En efecto, esta exhibición brindada por la geografía lanzaroteña —es la propia naturaleza la que ha esculpido el escenario y la que da vida al espectáculo— se aprecia mucho mejor los días en los que el Atlántico se muestra impetuoso. Estos días, sin embargo, no son los más aconsejables para visitarlo con niños pequeños, ya que podríamos llevarnos algún susto.

Con niños o sin ellos, es muy importante seguir al pie de la letra las indicaciones para visitar Los Hervideros y caminar por los senderos delimitados con piedras, ascendiendo y descendiendo por las escalinatas habilitadas para tal fin. Del mismo modo, se han creado una serie de balcones artificiales para experimentar desde dentro la fuerza del océano. Si bien es habitual encontrar pescadores locales que conocen el lugar y se mueven libremente por zonas no habilitadas, no debiéramos seguir su ejemplo, ya que el terreno es muy irregular y la fuerza del Atlántico, incontrolable.

Más allá de estos breves consejos de seguridad y utilizando el sentido común que siempre debe acompañar al viajero, vale la pena realizar una parada en Los Hervideros y descubrir un espectáculo visual siempre cambiante. Para disfrutarlo plenamente hay que detenerse en sus detalles, posando nuestra mirada en el movimiento del mar, en las caprichosas formas de la lava volcánica y en el singular relieve de una isla cuyo relieve fue modelado por la actividad de sus numerosos volcanes. Sin duda, los amantes de la fotografía encontrarán en Los Hervideros muchos elementos para inmortalizar con sus cámaras.

Lugares de interés turístico próximos a Los Hervideros

  • Las Salinas de Janubio. La carretera LZ-703 conecta Los Hervideros con las Salinas de Janubio en tan solo diez minutos. Estas ocupan una extensión de 440.000 metros cuadros destinada a la producción de sal, una actividad de gran relevancia para la isla, pues dichas salinas llevan abasteciendo desde hace 100 años a las industrias de conservas, y comercializando salmuera para mantener el pescado en las embarcaciones hasta llegar al puerto. Previamente este terreno se había utilizado para el cultivo de diferentes productos, como el trigo, el maíz o el centeno. En la actualidad, se encuentra al frente de las salinas la familia Padrón LLeó, si bien en los últimos tiempos se ha reducido considerablemente la producción. La mejor perspectiva del conjunto es la que ofrece el mirador situado en lo alto del mismo, pudiéndose contemplar desde allí la laguna de Janubio y, a continuación, la arena negra de la playa homónima.
  • El Charco Verde o Laguna de los Clicos. Esta singular laguna se encuentra a 3 kilómetros de Los Hervideros, siendo necesario tomar la misma carretera costera —la LZ-703— en dirección al norte y llegar al pueblo de El Golfo. El nombre del charco hace referencia a la tonalidad verdosa de sus aguas, debida a la presencia en ellas de una especie de alga: la ruppia marítima. Su otro título —“Laguna de los Clicos”— alude a los ejemplares de un crustáceo autóctono que hace más de 100 años vivían en su interior, si bien acabaron desapareciendo.

La mejor manera de culminar este recorrido por la costa suroeste de Lanzarote es aprovechar que El Charco Verde se sitúa junto a la localidad pesquera de El Golfo y almorzar o cenar en alguno de sus establecimientos gastronómicos. Además, el pescado que sirven es excelente, y más cuando va acompañado de las tradicionales papas arrugadas con mojo. ¿Qué más se puede pedir?

Información de interés

  • Cómo llegar: Los Hervideros se encuentran a 34 kilómetros de Arrecife, o lo que es lo mismo, a poco más de media hora en automóvil. Para llegar en coche es necesario tomar la carretera LZ-2 e incorporarse posteriormente a la vía LZ-4, al pasar la localidad de Yaiza. Finalmente, tras avanzar 4 kilómetros, cogeremos la carretera LZ-703, la cual nos llevará a nuestro destino. Junto a Los Hervideros hay un parking bastante amplio.
  • Precio: El acceso es gratuito.

Planes cercanos

Planes relacionados