×
Otros destinos ×

El mercado de San Miguel, una cita con el tapeo más selecto

Su privilegiado emplazamiento, su atractiva arquitectura y, cómo no, su interesantísima oferta gastronómica han convertido al mercado de San Miguel en uno de los referentes culinarios de la capital española. Si estás paseando por el barrio de los Austrias y quieres hacer una pausa para tapear, no lo dudes, aquí encontrarás una propuesta selecta y variada que te cautivará.

En este artículo te ofrecemos todos los detalles para que disfrutes de este singular mercado que se halla a tan solo unos pasos de la mítica plaza Mayor.

Los orígenes del mercado de San Miguel: de colmado provisional a referente gastronómico

El actual mercado de San Miguel está pensado como un centro gastronómico de primer nivel donde degustar tapas concebidas, en algunos casos, por relevantes chefs con estrellas Michelin. Podríamos englobarlo en esa corriente de renovación que en los últimos años han vivido otros mercados europeos, como el barcelonés de la Boquería o el Time Out Market de Lisboa, la cual pretende dar otra oportunidad a comercios tradicionales que, ante la competencia de los grandes supermercados y centros comerciales, ven menguadas sus ventas. Así pues, la nueva tendencia es la de apostar por espacios que, sin perder del todo su esencia, se renuevan y conjugan la venta tradicional de géneros con su degustación in situ.

Sin embargo, antes de que este atractivo espacio gastronómico fuera siquiera imaginado, en su solar se encontraba la iglesia de San Miguel de Octoes, hoy recordada especialmente por ser el templo donde se bautizó a Lope de Vega. El edificio fue demolido por un incendio que se originó en la plaza Mayor a finales del siglo XVIII, comenzándose a instalar años después en el espacio libre que dejó la iglesia diferentes puestos provisionales en los que se vendía comida.

Entrada principal de El Mercado de San Miguel

Entrada principal de El Mercado de San Miguel

Ya en 1916, el que hasta entonces había sido un espacio comercial efímero adquirió su condición de mercado permanente de abastos al construirse el bello edificio que hoy podemos contemplar, declarado en el año 2000 bien de interés cultural en la categoría de monumento. Y es que el inmueble posee un gran interés constructivo, pues es uno de los escasos ejemplos de arquitectura de hierro conservados en Madrid.

Así pues, además de deleitarnos con los bocados que salen de sus fogones, vale la pena detenerse en la elegante estructura del edificio, apreciando sus altos techos, las alargadas columnas de hierro fundido y las cresterías ejecutadas en cerámica. El edificio dispone de dos plantas: la principal, cuyo espacio de tránsito es más amplio de lo que puede apreciarse a simple vista, pues siempre está lleno de turistas, y un sótano.

El mercado de San Miguel a día de hoy

El magnífico estado de conservación del inmueble que acogía el antiguo mercado de abastos se debe a la remodelación llevada a cabo por la Comunidad de Madrid en 1999, que fue financiada con fondos europeos. Posteriormente, en 2009, el mercado reabrió bajo un nuevo concepto, el de aunar su primigenia función comercial con el tapeo, apostando además por una oferta culinaria de gran nivel. De esta forma, hoy podemos recorrer su treintena de puestos disfrutando bajo un mismo techo de lo mejor de la comida típica madrileña, pero también de sabrosos productos llegados de toda España y, por supuesto, de una selección de tapas inspiradas en gastronomías más remotas.

Puestos de tapeo

Puestos de tapeo

Comenzando por el ámbito nacional, conviene probar los diferentes arroces (de marisco, verduras, negro…) o la fideuá del chef Rodrigo de la Calle, quien tiene en su haber 1 estrella Michelin. Los amantes de las tapas más castizas deben degustar los callos de Casa Lhardy o las raciones ofertadas por el Grupo Arzábal, quien, además de cervezas tradicionales, proporciona una deliciosa variedad de croquetas de queso Idiazábal, boletus, bacalao, jamón ibérico o gambas. Otras paradas muy exitosas son Amaiketako, con productos vascos, o El Señor Martín, una pescadería gourmet que dispensa langostinos de Sanlúcar, gambas de Huelva y los míticos “cartuchitos” gaditanos de pescado frito. La oferta no acaba aquí, paseando por el mercado encontraremos mariscos gallegos, ibéricos de Guijuelo, conservas de pescado y un largo etcétera.

Para los que prefieran propuestas gastronómicas más lejanas, el mercado de San Miguel también dispone de alternativas de gran interés, como, por ejemplo, Kirei by Kabuky del chef galardonado con 4 estrellas Michelin Ricardo Sanz, cuya carta incluye una selección variada de sushi, sashimi, sopas y pastas. Por su parte, en Tacos, Margaritas y Punto, de Roberto Ruíz —primer mexicano con estrella Michelin—, podréis disfrutar de las especialidades más sabrosas llegadas del país azteca. Mención aparte merecen las famosas ostras de Daniel Sorlut, traídas diariamente de los estanques de purificación al mercado de San Miguel. Estas resultan espectaculares si se acompañan con una copa de vino o champán francés a sugerencia de su sumiller.

Vinos en el Mercado de San Miguel

…y los mejores vinos

También conviene estudiar la carta de vinos de El 19 de San Miguel, y, si la idea es tomar el aperitivo, detenernos en La Hora del Vermut.

Llegado el momento de los postres, uno de los puestos más tradicionales es el de la pastelería Horno de San Onofre, que elabora turrones, chocolates y dulces típicos. Otro imprescindible es el Rocambolesc, heladería dirigida por el 3 estrellas Michelin Jordi Roca, responsable de la carta de postres en el mítico restaurante catalán El Celler de Can Roca.

En definitiva, entrar al mercado de San Miguel es ingresar a un templo de la gastronomía emplazado en el corazón de Madrid. Tal vez tengas que luchar por conseguir un hueco en una de sus mesas o barras, sin embargo, merecerá la pena.

Información de interés

Cómo llegar

  • En metro: Ópera (L2, L5 y R); Sol (L1, L2 y L3).
  • En autobús: líneas 3 y 148.
  • Cercanías: líneas C3 y C4.

Horario del Mercado de San Miguel

  • De lunes a jueves y domingos: de 10:00 a 24:00 horas.
  • Viernes, sábados y vísperas de festivos: de 10:00 a 01:00 horas.

Planes cercanos

Planes relacionados

Experencias exclusivas 2020

Descubre nuestra colección Unique Experiences 2020 diseñada para convertir tu estancia en una experiencia inolvidable.