×
Otros destinos ×

Comida típica valenciana, más allá del arroz

Pensar en comida típica de Valencia es hacerlo en la paella y en las más variadas preparaciones realizadas con el arroz como ingrediente principal.

Y, sí, es cierto que el arroz es la estrella indiscutible en todos los fogones de la Comunidad Valenciana. Pero, desde luego, no es lo único que se puede comer aquí.

Para empezar, hay que partir del hecho de que Valencia es una de las mejores zonas de cultivo de frutas y hortalizas del país. A eso conviene sumar que los pescados y mariscos del Mediterráneo están considerados entre los más sabrosos del planeta. Y añadamos que Valencia, como el resto del país, es un crisol en el que han coincidido las diferentes culturas y civilizaciones que han habitado en ella desde el principio de los tiempos y que han dejado un riquísimo legado culinario.

Todo ello lo metemos en la coctelera gastronómica y lo que obtenemos es una de las cocinas regionales típicas más ricas del mundo. Estos son algunos buenos ejemplos que lo demuestran.

All i pebre

El all i pebre es, con seguridad, el plato con más personalidad de la comida típica de Valencia. Sobre todo, porque en su preparación interviene un ingrediente con un sabor y textura muy particulares: la anguila.

El plato como tal es uno de esos guisos marineros tan habituales en todas las cocinas del Mediterráneo, desde Levante a Turquía. Una especie de caldereta en la que cuecen la ya referida anguila, los pimientos de la huerta valenciana y las patatas. Además, con el toque especial que le aportan el pimentón y la guindilla. Desde luego, es un plato muy suculento.

Las cocas

Valencia y Cataluña tienen en común, entre otros platos, las cocas. Una masa horneada de harina, agua y sala, en el caso de las versiones saladas; o de harina, huevo y azúcar, para las dulces, sobre la que se puede poner absolutamente de todo. Un plato de la comida típica de Valencia con versiones tan deliciosas como estas:

  • Coca de llanda: recibe su nombre del tipo de placa de horno sobre el que se elabora, la llanda. Se trata de un bizcocho plano y rectangular que supone una de las meriendas más habituales en los cafés de Valencia.
  • Coca de mollitas: se elabora con agua, harina y aceite, para elaborar una base de textura crujiente, a la que se añade una capa de mollitas (o molletes) más densa y blanda. Es muy habitual comerla en las fiestas regionales y locales.
  • Coca de calabaza: es una más de las versiones de la coca valenciana salada. Los trozos de calabaza se colocan sobre la masa de harina, agua y sal antes de introducirla en el horno. También hay versiones con pimientos, pescaditos, espárragos trigueros y, en general, con todo tipo de hortalizas.

Bullit (o hervido)

El bullit supone, sin duda, una de las opciones más sanas de la comida típica de Valencia. Se trata, ni más ni menos, de un plato realizado con patatas y hortalizas hervidas: zanahorias, judías verdes, cebollas, coliflor (o brócoli), acelgas, alcachofas…

En la mesa se presentan tal cual salen de la olla de cocción, escurridas eso sí, y se aderezan con un poco de sal, aceite de oliva virgen extra y vinagre.

Titaina

Durante mucho tiempo este plato representante de la comida típica de Valencia estuvo limitado a las zonas rurales y apenas llegaba a la ciudad. Tiene sentido, porque para su elaboración se necesitan las verduras más frescas y jugosas de la huerta.

Se trata de una especie de pisto, que se logra tras el rehogado de tomates, pimiento verde y rojo, ajo, piñones y tonyina de sorra. Es decir, la deliciosa ventresca del atún en salazón, utilizada desde tiempos inmemoriales para poder comer pescado en toda época del año.

Para que este plato resulte aún más delicioso se recomienda utilizar un buen aceite de oliva virgen extra. También buenas dosis de paciencia, pues hay que removerlo al fuego hasta que todos los ingredientes estén cocinados y queden homogéneos.

Esgarraet

El esgarraet es el equivalente en la comida típica de Valencia de otros platos regionales, como la escalivada catalana o la pipirrana andaluza. Es decir, se trata de una ensalada realizada a base de pimientos rojos asados, aderezada con ajo, aceite de oliva y bacalao desalado. En algunos restaurantes cambian este último ingrediente por atún en conserva, además de incluir aceitunas negras.

Y en algunos pueblos del norte de la Comunidad Valenciana también se añade berenjena asada, lo que le da al plato una mayor intensidad de sabor.

Turrones

El turrón es uno de los emblemas culinarios de la Comunidad Valenciana, sobre todo de las localidades de Alicante y Jijona. En cualquier caso, no es un producto que quede restringido a la Comunidad Valenciana, sino que, sobre todo en la época navideña, llega a todo el país y traspasa fronteras.

Hay muchas versiones y la creatividad de los maestros turroneros parece no tener límite en los últimos años. Aun así, las dos variedades principales y más tradicionales son:

  • Turrón duro (o de Alicante): realizado con almendras tostadas enteras, miel, azúcar y clara de huevo. Esta última es la que le da su consistencia dura.
  • Turrón blando (o de Jijona): se elabora con almendras trituradas o molidas, miel, azúcar y huevo. Más cómodo de comer que el anterior, tiene muchas versiones, como el turrón a la piedra que, pese a su nombre, se puede comer con cuchara.

Horchata

Es la bebida típica de Valencia, realizada con chufas, agua y un poco de azúcar. Las chufas se ponen en remojo 24 horas antes de la elaboración y luego se trituran y cuelan, dando lugar a este delicioso refresco. Lo ideal es que se tome también en los siguientes dos días, para aprovechar su frescura.

Sobre todo con la llegada del buen tiempo, se puede ver a buena parte de los valencianos tomando horchata en las animadas terrazas que se instalan por toda la ciudad.

Fartons

Los fartons son el complemento perfecto para tomar con la horchata. Se trata de unos bizcochos alargados elaborados con harina, huevo, leche, azúcar y levadura. Una vez horneada su masa se suelen espolvorear con azúcar glass.

También existe la versión hojaldrada de los fartons. En este caso se realizan con manteca de cerdo y levadura prensada.

Planes cercanos

Planes relacionados