×
Otros destinos ×

La plaza de la Reina de Valencia, el kilómetro 0 de la ciudad

Al final de la calle San Vicente se abre la plaza de la Reina, una de las más representativas de la ciudad por su bulliciosa actividad, que comunica la Plaza del Ayuntamiento con la de la Virgen.

La Plaza de la Reina está situada en la ciudad vieja y en ella podrás disfrutar de sus maravillosas vistas a los pies de la catedral desde la terraza de un café centenario  o pasear por alguno de los mercadillos que se instalan en determinadas fechas. Este puede ser un buen punto de partida para tu visita a Valencia. Además, en la misma plaza tienen una oficina de turismo que te puede indicar las rutas a seguir y el calendario de eventos.

Kilómetro 0 de Valencia

Esta plaza viene a ser el kilómetro cero de la ciudad, lo que la Puerta del Sol a Madrid. Desde este punto se comienzan a numerar las calles de Valencia. Pero no pienses que es una de las más antiguas. En realidad data de 1878, cuando se derribó una manzana de casas que estaba en mitad de la plaza, el convento de Santa Tecla y las antiguas casas frente a la puerta de los Hierros de la Catedral.

En realidad, a lo largo de su historia ha tenido varios nombres, Plaza de la Región Valenciana durante la República o plaza de Zaragoza más recientemente. El nombre actual procede de su denominación de Plaza de la Reina María de las Mercedes, la esposa de Alfonso XII. Pero los valencianos se limitaban a llamarla plaza de la Reina, por lo que el ayuntamiento decidió dejarla así.

 

 

La catedral de Valencia flanquea la plaza al norte donde antiguamente estuvo la mezquita. Merece la pena ver en su interior las obras de Goya y el Santo Grial. Desde la plaza también se ve el campanario de la iglesia de Santa Catalina.

Una horchatería con dos siglos de historia

No te puedes ir de Valencia sin probar su horchata y qué mejor lugar para hacerlo que en la Horchatería Santa Catalina, que lleva sirviéndola desde el siglo XIX. Se trata del café más antiguo de Valencia. Aquí podrás degustar también la bollería típica valenciana como los buñuelos de calabaza. Si el frío arrecia, podrás elegir entre sus especialidades de chocolate caliente como el chocolate a la francesa o el chocolate a la menta. Su interior está decorado con la típica cerámica valenciana.

Restaurantes en La Plaza de la Reina de Valencia

La propia plaza está llena de agradables terrazas, de bares de tapas y restaurantes aptos para todo tipo de bolsillos. Realiza un merecido descanso en tu recorrido por Valencia en un restaurante como Moltto Rest & Bar, que te ofrece en cada momento del día el mejor plan, ya sea el aperitivo, una agradable comida o copas y música por la noche. Otro lugar donde probar todo tipo de arroces y cocina mediterránea es el Mercat de La Reina. Su barra de pinchos y su horno de leña son sus señas de identidad. El Grupo La Reina regenta la Taberna de la Reina donde ofrece gastronomía mediterránea, a cualquier hora del día, en un ambiente informal ya sea en su interior o en la terraza mirando al Miguelete.

Una vez cae la noche, si te diriges hacia la Torre del Miguelete entrarás en el barrio del Carmen y descubrirás una animada vida nocturna.

valencia_plaza-de-la-reina

La Plaza de la Reina de Valencia

Almacenes La Isla de Cuba

En la parte sur de la plaza te sorprenderá el edificio Monforte que en su origen fueron los Almacenes la Isla de Cuba. Su parte baja albergó los mejores almacenes de confección  y sastrería hecha a medida del momento. Fue construido en 1895 con una arquería que integraba la planta baja y el entresuelo. Es un claro ejemplo del eclecticismo de Lucas García. En la parte superior destaca un friso con motivos griegos y elementos ornamentales en hierro fundido.

En las proximidades de la plaza de la Reina podrás encontrar tiendas con los productos más variados según hacia donde te dirijas. Hacia la calle del Mar encontrarás galerías y tiendas de antigüedades. Sin embargo, en la calle Paz lo que abundan son las joyerías.

En la misma plaza encontrarás una de las tiendas más emblemáticas de la ciudad con más de 100 años. Se trata de Guantes Piqueras dedicado a la venta de guantes y abanicos desde 1886. Durante muchos años una gran mano de madera enguantada era el emblema de la tienda, pero fue robada en 1991.

Mercadillo de L’Escuraeta

El segundo domingo de mayo tiene lugar el mercado de L’Escuraeta, que se prolonga hasta la fiesta del Corpus Christi. Se trata de un mercado de artesanía que se instala en la plaza de la Reina, donde encontrar la típica cerámica valenciana, utensilios de cocina o las típicas cazuelas de barro cocido de la cocina tradicional valenciana, como el arroz al horno. Este mercado se celebra desde los tiempos de Jaume I, el rey de la reconquista de Valencia. En la época de la cristianización de la ciudad, allá por el siglo XIII, los comerciantes vendían sus productos de cerámica aquí y los aprendices practicaban y mostraban su trabajo para ser aceptados en el gremio de alfareros. Pero algunos historiadores piensan que incluso es anterior, puesto que la catedral se edificó sobre una antigua mezquita y era costumbre de los árabes instalar zocos junto a las mezquitas.

Antiguamente en este mercadillo se compraba la campanita de la virgen a los niños. Era una especie de campana de barro con una cruz de madera en tono rojizo que los niños hacían sonar durante las celebraciones del Corpus, pero esta costumbre ya casi se ha perdido, aunque los puedes encontrar como souvenir de Valencia. A los niños también les encanta los chiulets, unos recipientes pequeños de barro que se llenan con agua y al soplar por un extremo emiten un sonido similar al de los pájaros.

 

Información de interés

Aparcamiento

Existe un aparcamiento subterráneo en la propia plaza con 344 plazas. Puedes consultar los precios en la web.

Planes relacionados