×
Otros destinos ×

Qué ver en Cádiz: los 26 planes indispensables

La hermosa Cádiz es la urbe más antigua de Europa occidental. Su estratégica situación meridional ha sido codiciada desde hace siglos por diferentes culturas. Las huellas de los fenicios, los griegos, los romanos o los árabes navegan por sus calles.

En cuanto a patrimonio urbano, Cádiz está provista de importantes monumentos, tanto de naturaleza civil como religiosa. Sus aspectos culturales son un abanico lleno de posibilidades para todos los gustos.

La alegría que se desprende en cada rincón va acompañada de una gastronomía digna de envidiar.

Déjate seducir por el embrujo del mar, los olores, la música y el incomparable atractivo gaditano.

Apunta todo lo que puedes hacer en Cádiz para no perder ni un ápice de lo que ofrece.

  1. Qué ver en Cádiz ciudad
  2. Qué visitar en Cádiz provincia
  3. Las playas más bonitas de Cádiz

QUÉ TIENES QUE VER EN CÁDIZ CIUDAD

Barrio del Pópulo, el corazón de Cádiz

En la parte norte se halla uno de los principales barrios del casco histórico, el del Pópulo. Es el más antiguo de la ciudad y se encuentra situado en el espacio que antes estaba delimitado por la muralla. Sus monumentos más destacados son la Catedral y el Teatro Romano.

Los tres arcos de entrada datan del siglo XIII. Lo mejor es perderse entre sus pequeñas callejas empedradas y llenas de encanto, donde además hay cantidad de tiendas de artesanía para hacer alguna compra.

Visita la Casa del Almirante, un hermoso palacio barroco, y no te pierdas el ambiente durante el fin de semana, cuando todo se llena de terrazas y se respira el auténtico arte gaditano, sobre todo por la noche. No te quedes sin probar las deliciosas tapas de locales como Tapería La Tramposa, con sus exquisitas “papas aliñás” o el cazón en adobo.

La Catedral de Cádiz, reflejo del esplendor del siglo XVIII

La Catedral es la gran obra religiosa de la ciudad. La antigua catedral del siglo XVI es hoy una iglesia parroquial, que fue sustituida por la actual. Se trata de uno los monumentos más sobresalientes de Cádiz, situada casi al borde del mar y visible desde cualquier punto. Es una conjunción única entre barroco, rococó y neoclasicismo.

Es un fiel reflejo de la rica época que se vivió gracias al comercio procedente de las Indias. No te pierdas la portada, enmarcada por dos torres, donde se juega con los volúmenes cóncavos y convexos. En el interior podrás sorprenderte con sus diferentes cúpulas. Sube hasta la torre del Reloj para tener una panorámica del barrio del Pópulo y el puerto.

Entre las curiosidades de la Catedral se puede mencionar que aquí se encuentra la tumba de Manuel de Falla, un fragmento del lignum cruces y un clavo de la corona de espinas, reliquias sagradas del cristianismo. En el Museo Catedralicio guardan la mesa en la que se firmó la Constitución de 1812, la Pepa. Este edificio es un punto de partida excelente para recorrer a pie el casco antiguo.

Catedral de Cádiz

Catedral de Cádiz

El Teatro Romano, un boleto para viajar al pasado

Cádiz vivió un período dorado durante la dominación romana, fue rebautizada como Gades y se construyeron un circo romano, acueductos o templos. Uno de los vestigios más soberbios que queda de aquella época es el teatro, descubierto en 1980.

Es el segundo teatro romano más grande de España, además de ser el más antiguo que se conserva hoy día. Gracias a los trabajos arqueológicos ya se ha sacado a la luz gran parte del graderío, la orchestra y una galería anular.

Se ha facilitado un centro de interpretación para conocer otras partes que aun no se han excavado. Los restos de la cuidada ornamentación que debía tener el teatro se puede ver en el Museo de Cádiz. Contaba con capacidad para más de 10.000 personas. Es un ejemplo excepcional de la herencia romana y tras su visita, que es gratuita, puedes continuar recorriendo el barrio del Pópulo, acercándote a la iglesia de la Santa Cruz o a la animada plaza de San Juan de Dios.

Teatro Romano de Cádiz

Teatro Romano

El Teatro Falla, “la casa de los ladrillos coloraos”

Con este apelativo cariñoso conocen los gaditanos al Teatro Falla, por su peculiar color rojizo en la fachada. Se sitúa en el barrio del Mentidero, donde también podrás conocer otros edificios como la Casa de las Viudas. Estamos ante una excelente representación de estilo neomudéjar, una auténtica joya de finales del siglo XIX que ocupa el lugar donde estaba el Gran Teatro de Cádiz. Este es el escenario absoluto donde cada febrero se celebran los populares Carnavales, aunque también acoge todo tipo de espectáculos de teatro, música, danza y ópera.

Es un espacio lujoso y lleno de color. Sube al último piso para contemplar más de cerca los bellos frescos del techo. Un interior con forma de herradura que puede albergar hasta 1.200 espectadores. Puedes consultar la programación, ya que hay importantes eventos para todos los gustos. Sin duda, las entradas más codiciadas son las de los Carnavales.

Teatro Falla

Teatro Falla

Torre Tavira

La Torre Tavira, un escaparate de toda la urbe

Cádiz está plagada de torres vigía, sobreviven más de 100 de las 160 que había antiguamente. Servían para controlar la llegada de los comerciantes al puerto, cuando se trasladó aquí la Casa de Contratación de las Indias.

La Torre Tavira se levanta en la Casa-Palacio de los Marqueses de Recaño y se ha convertido en uno de los sitios más atractivos de la ciudad. Desde ella, se puede contemplar todo Cádiz a vista de pájaro, en el mejor de los miradores. Así, observarás el istmo por el que se une a la península, todas las localidades de la bahía, las playas y, por supuesto, todos los monumentos y las casas con el color blanco como protagonista. No te pierdas la Cámara Oscura, con un sistema de espejos en la azotea que se refleja en una pantalla cónica, donde ver la diferentes zonas de la ciudad en tiempo real. 

La Plaza de España, todo un homenaje a la historia 

Uno de los iconos de la Tacita de Plata es esta plaza, en la que se localizan varias construcciones significativas. No se trata de una simple plaza, tendrás que recorrerla con calma para descubrir sus monumentos. Se levantó con el objetivo de colocar un símbolo para conmemorar el primer centenario de la Constitución de 1812.

Está rodeada de jardines, y el Monumento a la Constitución de 1812 es su centro neurálgico. No podría haber un sitio mejor, ya que la Pepa se promulgó el 19 de marzo de 1812 en Cádiz. Un hito de nuestra historia que toma aquí forma de hemiciclo abierto al mar, con todo un programa iconográfico en el que detenerse.

En la plaza encontrarás también la casa de las Cinco Torres, un ejemplo del último barroco gaditano, o el Antiguo Palacio de la Aduana, que hoy en día es el palacio de la Diputación, de corte neoclásico. Es un lugar perfecto para continuar tu día de turismo y culminar en la bella plaza de las Flores, donde probar los típicos cucuruchos de “pescaíto” frito.

Plaza de España Cádiz

Plaza de España

La Viña, esencia con olor a mar

Este pintoresco barrio está enmarcado por la playa de la Caleta, la única de la zona centro y la más famosa de la ciudad. El nombre de “Viña” le viene dado porque en este sitio era donde se cultivaban las vides en el pasado.

Al estar alejado del puerto, este barrio empezaron a ocuparlo las clases populares cuyo principal sustento era la pesca. Uno de los protagonistas es el castillo de San Sebastián, una de las fortalezas gaditanas levantadas en el siglo XVIII, donde podrás contemplar un magnífico atardecer si buscas un plan romántico.

En la Viña arrancan cada año los Carnavales, momento en que todo se llena de alegría y la música invade las calles. El barrio es perfecto para degustar el pescado y el marisco, acompañado del ambiente gaditano más original. Recorre la calle de La Palma, con numerosos bares de tapas y locales de flamenco.

Castillo de San Sebastián

Castillo de San Sebastián

La Caleta, la playa de Cádiz por antonomasia

A pesar de que no es la única playa de la urbe, sí que es la que presenta un mayor atractivo. La carga histórica que tiene es fundamental, pues aquí atracaban las embarcaciones desde la época fenicia.

Se encuentra enmarcada por las dos fortificaciones más famosas de Cádiz, el castillo de San Sebastián y el castillo de Santa Catalina. En el de San Sebastián hallamos un faro del mismo nombre, que ilumina la playa de noche y parte del barrio de La Viña.

Una de las construcciones que más llamará tu atención será el balneario de Nuestra Señora de la Palma y del Real, un destacado edificio de principios del siglo XX que parece abrazar la playa. Es típico ver a la gente montar timbas de bingo por la tarde. La Caleta es un lugar de encuentro para bañarse, relajarse y aprovechar para probar establecimientos populares como Quilla o Casa Manteca, donde tomar el aperitivo.

Puedes llegar en coche, en autobús o, lo mejor de todo, a pie, pues solo 15 minutos la separan de la Catedral.

Playa La Caleta

Playa La Caleta

La playa de la Victoria, un destino vacacional en sí mismo

Junto a La Caleta y la playa de Santa María, esta es otra de las estrellas de Cádiz en cuanto a playas urbanas. En ella encontrarás la mayor concentración de bares, chiringuitos, restaurantes y hoteles a lo largo de más de tres kilómetros.

Está calificada como una de las mejores playas urbanas de toda Europa, y suele ostentar la bandera azul. Al contrario que La Caleta, más ligada a la vida de barrio, La Victoria es un fuerte reclamo turístico. Resulta idónea para tomar el sol, practicar deportes como voley playa o dar largos paseos.

No te pierdas la puesta de sol desde este punto, con la Catedral como fondo del escenario. La prolongación es la playa de Cortadura, un espacio prácticamente virgen de casi cuatro kilómetros mucho más tranquilo. Prueba la cocina creativa de Arsenio Manila o visita el animado chiringuito Bebo los Vientos. Se llega fácilmente en coche o autobús, por el Paseo Marítimo.

Playa de la Victoria

Playa de la Victoria

El castillo de Santa Catalina, el fortín más longevo de Cádiz 

Este edificio, declarado Bien de Interés Cultural, es la construcción militar más antigua de la ciudad. Su particular forma de estrella de tres puntas en la parte que da al mar es una de sus señas de identidad. La parte sobre tierra es un conjunto pentagonal y se empezó a levantar a finales del siglo XVI.

Acuérdate de coger la cámara para inmortalizar las increíbles vistas al mar. Aprovecha tu visita para conocer la historia del castillo, que también ha funcionado como prisión hasta finales del siglo XX. Hoy en día, es un espacio cultural con salas de exposiciones temporales. También se celebran festivales de cine o música.

El castillo de Santa Catalina está en uno de los extremos de la playa de la Caleta e invita a llegar dando un paseo, destacando entre otras fortalezas defensivas de la ciudad, como el baluarte de los Mártires o el castillo de San Sebastián.

El Paseo Marítimo de Cádiz, hecho para caminar

En el Paseo Marítimo de la Tacita de Plata la preferencia es peatonal, gracias a la transformación del carril bici que elimina casi por completo el cruce de vehículos. Puede ser una fantástica idea pasear por este carril bici recorriendo sobre dos ruedas todo el municipio e ir divisando las diferentes playas, como La Victoria o Cortadura.

Así, tendrás la posibilidad de parar a tomar algo en alguna de las numerosas terrazas que irás encontrando a tu paso, con bellas vistas al mar. Respira el aire gaditano mientras ves caminar a la gente por el Paseo Marítimo.

Paseo Marítimo de Cádiz

Paseo Marítimo de Cádiz

El Parque Genovés, un jardín histórico junto al mar

Si deseas dar un plácido paseo, este hermoso parque junto al casco histórico te está esperando, siendo uno de los más populares de la ciudad. Es perfecto para terminar el día tras una jornada de turismo.

Su origen hay que buscarlo en el siglo XVIII, aunque ha tenido diversas ampliaciones más recientes. Andar por su avenida principal llena de cipreses puede ser el escenario idóneo para comenzar una velada romántica. Cuenta con más de cien especies diferentes de árboles y un monumento a Félix Rodríguez de la Fuente. Es una auténtica delicia recorrer sus rincones mientras escuchas el sonido del mar.

Parque Genovés

Parque Genovés

MUNICIPIOS QUE TIENES QUE VISITAR EN LA PROVINCIA DE CÁDIZ

Puerto de Santa María

Castillo San Marcos

Castillo San Marcos

Esta ciudad gaditana brinda al viajero grandes satisfacciones tanto en su casco histórico como en sus playas, bodegas o espacios gastronómicos. Entre las visitas imprescindibles en El Puerto de Santa María se encuentra su castillo de San Marcos, donde incluso se alojó Cristóbal Colón; la iglesia Mayor Prioral, con una bonita fachada de piedra; y el monasterio de la Victoria, cuyo claustro funcionó como cárcel durante algún tiempo.

Aquellos visitantes que acudan en verano encontrarán un gran abanico de diversión tanto en su marina deportiva, Puerto Sherry, siempre rebosante de glamour, como en sus bonitas playas. Aunque la más turística y extensa es Valdelagrana, merece la pena conocer también otras como La Puntilla, junto a la desembocadura del Guadalete; La Muralla, junto a Puerto Sherry; Vistahermosa, en la urbanización homónima; y Fuentebravía, que linda con la base naval de Rota.

En el apartado enogastronómico es muy aconsejable visitar las Bodegas Osborne, y probar la cocina del reconocido chef Ángel León en A Poniente. Si bien, también hay restaurantes en la población donde se come de maravilla a precios populares.

Jerez de la Frontera

La señorial ciudad de Jerez de la Frontera nunca defrauda con sus ornamentados templos, numerosos palacetes y el ambiente de sus tabancos. Sin olvidar, que es internacionalmente reconocida por sus espectáculos de baile de caballos andaluces y por su circuito de velocidad.

Te recomendamos comenzar con una visita a su patrimonio, donde se deben contemplar: el Alcázar, la Catedral, la iglesia de San Miguel, la antigua Casa del Cabildo y la plaza del Arenal.

En segundo lugar, en una ciudad donde las bodegas son verdaderas instituciones, es obligado seleccionar algunas de ellas para conocer su cultura y sus mejores vinos. Entre ellas se pueden señalar Tío Pepe-González Byass, Sandeman, Fundador Pedro Domeq-Harveys y Lustau, aunque hay muchas más.

Por último, no se puede dejar Jerez de la Frontera sin conocer los tabancos, antiguas tabernas donde antaño se despachaba vino y ahora se han convertido en lugares donde tapear y escuchar flamenco.

Si la visita es en familia conviene añadir visitas al Zoobotánico de Jerez y a la Ciudad de los Niños, con tirolinas, camas elásticas, etc. En ambos la diversión está asegurada.

Jerez de la Frontera

Catedral de Jerez de la Frontera

Gibraltar

Gibraltar, también conocido como El Peñón, se encuentra unido a la ciudad gaditana de La Línea de la Concepción. Aunque Gibraltar siempre se ha identificado con las compras por sus productos libres de impuestos, existen muchas actividades que se pueden hacer para completar un día de excursión a este lugar.

A Gibraltar puedes acceder en coche o a pie pero siempre con la documentación en regla ya que se deben pasar dos controles, el español y el británico. Una vez pasada la frontera lo más recomendable es comenzar la visita en el teleférico que sube a las plataformas superiores del Peñón desde donde se obtienen unas vistas impresionantes. Los macacos pululan por la zona por lo que hay que estar atentos para que no te sustraigan las pertenencias. Los más interesados en la historia no deberían perderse las visitas a los Túneles del Asedio y de la II Guerra Mundial.

Una vez de vuelta a la parte baja de Gibraltar, otros lugares que recomendamos visitar son los Jardines Botánicos Alameda, el cementerio inglés, la calle comercial Main Street y la animada plaza Casemates Square. Si te queda la tarde libre, no dudes en acercarte a darte un chapuzón a alguna de sus playas. El entorno más pintoresco se encuentra en Catalan Bay, una pequeña bahía con casas de colores.

Gibraltar

El Peñón de Gibraltar

Sanlúcar de Barrameda

A esta bella población gaditana se acude, sobre todo, para visitar el Parque Nacional de Doñana pero su casco histórico también merece que le dediquemos una mañana completa. Entre las visitas imprescindibles se encuentra el castillo de Santiago, la iglesia de Nuestra Señora de la O, el palacio de Orleans-Borbón (casa de veraneo de los duques de Montpensier), y el palacio de Medina Sidonia. Sería, asimismo, un pecado no acercarse a conocer las Bodegas Barbadillo, la mayor productora de manzanilla de la provincia gaditana. Es muy aconsejable reservar una visita guiada para conocer todas las características de este vino.

Puede que hayas escuchado hablar de sus carreras de caballos en la playa, si quieres ver este improvisado hipódromo debes dirigirte a las playas de La Calzada y Las Piletas. Y si vas en agosto incluso podrás ver competir a los caballos. Otros arenales que te pueden interesar para darte un baño son La Jara, Bajo de Guía y Bonanza (junto a las salinas).

Y, por supuesto, no renuncies a recorrer el Parque de Doñana. Sus paisajes, fauna y flora son sorprendentes.

Sanlúcar de Barrameda

Sanlúcar de Barrameda

Zahara de los Atunes

Zahara de los Atunes es uno de los lugares de moda en la costa gaditana desde hace varios años, y eso se percibe en este núcleo de población (reconocido como entidad independiente de Barbate). Basta pasear por sus escasas calles para ver cómo han proliferado los bares, restaurantes y terrazas enfocadas al turismo. Aunque a las afueras se agolpan las urbanizaciones, aún sigue conservando esa esencia que lo caracterizaba antes, una autenticidad que rezamos para que no pierda.

¿Qué puedes hacer en Zahara de los Atunes? Disfrutar sin mirar el reloj, gozar de su playa de arena dorada, de su mar azul, y de sus excelentes restaurantes. En la misma línea de costa están también la playa de Atlanterra, la playa de Agua de Enmedio y la cala de los Alemanes, aunque son ensenadas tarifeñas están muy próximas.

Si quieres hacer alguna excursión cercana puedes visitar el faro de Camarinal, o acercarte a Barbate para hacer la Ruta de los Acantilados en el Parque de la Breña, que merece mucho la pena.

Zahara de los Atunes

Playa de los Alemanes, Zahara de los Atunes

Tarifa 

La ciudad del Viento no precisa de presentación. Tarifa ya es conocida internacionalmente como la meca del surf y, cada año, son más los aficionados que acuden atraídos por sus buenas condiciones de mar y viento para practicar kitesurf y windsurf, sobre todo.

Además de practicar deportes también es conveniente dar una vuelta por el pueblo para conocer algunos de sus exponentes arquitectónicos. El más importante es el castillo de Guzmán el Bueno, una fortaleza del siglo X mandada construir por el califa cordobés Abderramán III. Es interesante visitar su interior para conocer su distribución y por las vistas que regala de los tejados tarifeños. Otras visitas de interés son la iglesia de San Mateo, la puerta de Jerez y el mercado municipal, repleto de buen género.

Los amantes de la naturaleza también deben incluir en su agenda algunas excursiones. Entre ellas, el avistamiento de cetáceos y una ruta senderista por el Parque Natural del Estrecho. Por supuesto, no podemos olvidar disfrutar de playas como la de Valdevaqueros, Los Lances y Punta Paloma. Un poco más alejada está la preciosa ensenada de Bolonia, junto a la cual se sitúa la ciudad romana de Baelo Claudia, otra parada imprescindible.

Playa de Tarifa

Playa de Tarifa

Vejer de la Frontera

Encaramado a un cerro, Vejer de la Frontera muestra sus casas encaladas repletas de flores, los restos de su muralla y un zigzagueante entramado que ha seducido a la asociación de “Pueblos más bonitos de España”, de la que forma parte.

El mejor consejo que se puede dar en Vejer es dejarse llevar por la intuición porque siempre salen al encuentro bonitas iglesias, conventos, patios repletos de flores y casonas dignos de admiración.

No te pierdas los molinos de viento, en la barriada de San Miguel; las piscinas naturales de Santa Lucía (antes de subir al cerro), o el santuario de Nuestra Señora de la Oliva, también fuera del casco urbano.

Los interesados en la gastronomía no deben dejar de visitar el mercado de San Francisco, que combina la venta directa con una faceta más gourmet. Y si sois de playa, os va a encantar la del Palmar, muy animada y con una excelente restauración.

Vejer de la Frontera

Vejer de la Frontera

Chipiona

Esta ciudad gaditana, situada entre Sanlúcar de Barrameda y Rota, conocida por ser la tierra de Rocío Jurado, una de las grandes folclóricas españolas, tiene mucho que ofrecer al visitante. Quienes la visitan en verano llegan atraídos, sobre todo, por sus bonitas playas, entre las cuales destaca la playa de Regla, que frecuentemente cuenta con el distintivo de bandera azul. Si bien, hay otras que merecen la pena como las playas de las Tres Piedras, de Camarón, y Cruz del Mar.

Además de disfrutar de la belleza del mar, también te sugerimos hacer una visita a su famoso faro, el más alto de España, y que está situado en la desembocadura del río Guadalquivir.

No te pierdas tampoco el castillo de Chipiona, que actualmente funciona como centro de interpretación, ni el Museo del Moscatel, una buena introducción antes de conocer los manjares de la tierra. Algunas referencias en la ciudad son la Gastrotasca Sin Bulli y el restaurante Ajedrez.

Chipiona

Atardecer en Chipiona

Conil de la Frontera

La población de Conil de la Frontera, una de las más turísticas del litoral gaditano, ofrece al viajero una amplia infraestructura turística en la que la restauración ocupa un lugar prioritario. Aunque su casco histórico guarda algunas sorpresas como un bonito barrio de Pescadores, algunas casas-palacio, la torre de Guzmán o diversos templos, son sus playas el imán que cada verano atrae a más y más viajeros. Sus más de 15 kilómetros de costa están salpicados por ensenadas amplias y coquetas calas.

A lo largo del año se organizan en Conil diversas jornadas gastronómicas tematizadas en torno a productos autóctonos como las verduras o el atún rojo, en las que se vuelcan los numerosos restaurantes de la localidad. Estos eventos son una excelente excusa para conocer este pueblo de casas encaladas y agradable ambiente.

Conil de la Frontera

Conil de la Frontera

LAS PLAYAS MÁS BONITAS DE CÁDIZ

Playa de Bolonia

Esta ensenada virgen y sin chiringuitos en la arena es una de las más populares en los habituales listados de las playas más bellas de España. Cuenta con una arena de color dorado y aguas cristalinas que hacen las delicias de los bañistas. Su elemento más característico es la duna gigante que tiene en un extremo y que fue declarada Monumento Natural. Además de subir a la duna, es aconsejable reservar un poco de tiempo para visitar las ruinas de la ciudad romana de Baelo Claudia, situada justo enfrente de la playa. También existe una pasarela de madera para caminar sin dificultad y llegar a una zona de pinos próxima.

Si vas en temporada baja, no debe sorprenderte ver vacas paseando por la playa. Tranquilo, son pacíficas.

Playa de Bolonia

Playa de Bolonia

Playa del Palmar

Esta playa de algo más de 4 kilómetros de largo y casi 100 metros de ancho es uno de los lugares que se han puesto de moda en los últimos años en el litoral gaditano. Su arena fina, las pasarelas que facilitan llegar cerca del agua y la numerosa oferta de ocio y restauración la han colocado en la lista de preferencias de muchos viajeros. Los atardeceres desde esta playa vejeriega son apoteósicos, al igual que la calidad de sus restaurantes. Caminar, practicar surf  (hay numerosas academias a pie de playa), pasear a caballo al atardecer o salir de fiesta por la noche son buenos motivos para elegir El Palmar en tus próximas vacaciones.

Playa del Palmar

Playa del Palmar

Caños de Meca

La playa de Caños de Meca, siempre vigilada por el faro de Trafalgar, no pasa de moda. Desde hace décadas se mantiene en un lugar destacado del pódium gaditano. Su aspecto salvaje, sus dunas móviles con los pinos semienterrados y la gran oferta de restaurantes y de ocio son suficientes para atraer a un público que permanece fiel año tras año.

Si bien durante los fines de semana de la temporada alta suele estar un poco masificada, el resto del tiempo sigue brindando una experiencia única de contacto con la naturaleza. Aquellos que practiquen nudismo encontrarán varias zonas indicadas para ellos.

Playa Caños de Meca

Playa Caños de Meca

Punta Paloma

Esta es una de las playas tarifeñas más fáciles de identificar, porque desde la lejanía se observa su duna gigante y un gran número de cometas de aquellos que practican kitesurf. Está situada junto a la conocida playa de Valdevaqueros, otra de las ensenadas favoritas para quienes practican deportes acuáticos.

Playa Punta Paloma

Playa Punta Paloma

Otras playas de Cádiz

Las playas gaditanas se caracterizan por su amplitud, su arena dorada y su agua fría, no olvidemos que están bañadas por el océano Atlántico. Además de las playas mencionadas anteriormente también tienen especial relevancia otras como La Barrosa, en Chiclana; las playas de Bateles y Fontanilla, en Conil; y la bonita playa de la Hierbabuena en Barbate.

Planes relacionados